¿Qué cejas me quedan mejor según mi rostro?

¡Muy pero que muy buenas chicas!
Seguro que más de una nos hemos hecho esta pregunta alguna vez... ¿Qué forma de cejas me quedan mejor?
Eso es... ¡Hoy voy a hablar de las cejas!
Considero que es una parte muy importante de nosotras, porque nuestras cejas reflejan la imagen que queremos dar hacia los demás.



Creo que hasta ahora es el post más complejo que he escrito. 
Es muy complicado saber cuál es el diseño perfecto de unas cejas porque cada rostro es totalmente distinto. Por ejemplo, aunque tengamos la cara redondeada, podemos tener los ojos grandes o pequeños y esto cambia por completo la forma en la que debemos depilar nuestras cejas. 

Por regla general, la naturaleza es muy sabia y siempre nos da pequeñas pistas de cuál es la forma de cejas más correcta que debemos tener. Un dato curioso de mi experiencia trabajando en estética en cabina, es que las cejas y el rostro terminan por definir su forma final más o menos a los 20 años.

Lo primero que tenemos que saber es qué forma de rostro tenemos. Si no lo sabes puedes consultar mi post "¿Qué forma del rostro tengo?¿Cómo puedo sacarme más partido?", donde te explico cómo puedes averiguarla.

En un rostro cuadrado hay que dulcificar las facciones. Es un rostro ancho en la zona de la frente y del mentón y, como su nombre indica, tiene una forma cuadrada.
La depilación de las cejas en un rostro cuadrado tiene como objetivo dulcificar las facciones marcadas. Para ello tenemos que conseguir que las cejas adquieran una forma triangular, eliminando los pelitos del centro del arco de las cejas y peinándolas en sentido ascendente.

En un rostro triangular debemos evitar los ángulos. Este rostro lo identificamos porque tiene la zona de la frente estrecha y, conforme vamos bajando hacia el mentón, el rostro se va ensanchando.
Si  nuestro rostro es triangular, debemos romper esta sensación y conseguir que nuestras cejas tengan una forma curvada, contrarrestando con  los ángulos del rostro. Para conseguirlo tendremos que eliminar los pelitos de la parte inferior de la ceja desde la zona más cercana a la nariz hasta la mitad del arco ciliar o parte más alta de la ceja.

En un rostro redondo tenemos que estilizar el óvalo de la cara. La forma de este rostro es circular.
El objetivo en este caso es pasar de la redondez a una forma ovalada, y esto lo conseguiremos si nuestras cejas trazan una línea ascendente, que es el punto clave para que ópticamente nos adelgace el rostro. Para ello depilaremos ligeramente toda la parte inferior de la ceja, sobre todo la parte cercana al entrecejo, y la alargaremos hacia la sien. 
                                    
En un rostro ovalado acentuaremos su forma natural. Es un rostro que tiene una forma ovalada y sus facciones son suaves.
Si tienes este óvalo, lo reforzaremos dándole a nuestras cejas una ligera forma curvada para que queden ligeramente arqueadas, pero sin llegar a darles una forma muy pronunciada. Depilaremos un poco toda la ceja hasta conseguir el diseño deseado. 

Os dejo una guía visual, a modo de resumen, de los diferentes rostros con las cejas que mejor nos sientan.

Y ahora que sabemos cuál es la forma idónea para nuestras cejas, ¿cómo empezamos a depilarlas?

En primer lugar tendremos que saber si nos hace falta dejarnos crecer las cejas para dar la forma que deseamos. Cuando las tengamos un poco pobladas, es hora de empezar a diseñarlas =) 


Un truco para saber cómo nos van a quedar las cejas es pintar con un lápiz más oscuro las zonas donde queremos que nos crezca la ceja y con uno claro pintar el pelo que queremos eliminar. Os pongo unos ejemplos de cómo corregirlas.




Bueno chicas, espero que os haya gustado este post. En el siguiente os hablaré de las diferentes formas de las cejas y, según tengamos los ojos separados o juntos, qué trucos tendremos de aplicar para hacer una mirada más dulce.

También os enseñaré cuáles son los 3 puntos claves para llevar un diseño de cejas siempre perfecto.

¡No os perdáis el siguiente post!

¡Un besito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario